10 razones para viajar a Cuba ¡YA!

Viajar a Cuba

 

 

 

Con la llegada de marzo, la mayoría empezamos a pensar en nuestros planes y viajes veraniegos. Nos hemos decidido a traeros un poco de información URGENTE sobre este país ya que, ahora mismo, Cuba está en boga.

Su situación política y socioeconómica cambiante la está convirtiendo en el punto de mira de muchos viajeros. Tanto aquellos a los que les urge vivirla en su esencia más clásica, revolucionaria y comunista; como aquellos que se sienten más cómodos visitándola ahora que sus puertas están más abiertas y el embargo parecía empezar a dibujarse como agua pasada (al menos sobre los papeles y hasta la llegada de Trump).

Cuba es un país que no deja indiferente. Es posible que si has llegado hasta aquí estés planeando tu viaje y ya tengas tu opinión formada sobre este país tan diferente al resto; pero sea del lado que sea, cambiará. Cuba tiene y tendrá siempre dos bandos. Y el viajero nunca sabe donde ponerse.

Comprobemos donde te pones TÚ tras lo que te traemos hoy…

 

 

¡Allá vamos!

 

10 razones para viajar a Cuba hoy mismo

 

1. Su política cambiante

Éste es el punto principal. La razón para que escribamos esto hoy. Os explicamos un poco sobre su situación actual:

Cuba y Corea del Norte son los únicos países que se mantienen a día de hoy puramente como “estado socialista”. Este tipo de gobierno, que centraliza la economía y la reparte en teoría de forma igualitaria, como transición hacia el comunismo, estuvo muy de moda en el siglo XX en Europa y gran parte del mundo. A día de hoy, aún se consideran a sí mismos estado socialista: China, Vietnam y Laos, aunque tienen una economía amplia de libre mercado. Como de sí, pero no, vamos.

 

 

El bloqueo de Estados Unidos a Cuba, como respuesta a la expropiaciones del país al inicio de La Revolución,  ha mantenido aislada y empobrecida a la isla del Caribe durante más de 50 años. No fue hasta 2015, durante el gobierno de Barack Obama, cuando se concluyeron los diálogos para el levantamiento del embargo. Con él, no solo empezaban a abrirse las posibilidades económicas del país, sino que los estadounidenses por fin volvieron a entrar legalmente.

 

 

Pero la llegada del Trump al poder (fuck!), ha sido también un buen golpe para Cuba, los cubanos y Raul Castro, ya que en noviembre de 2017, se volvían a prohibir los contratos comerciales con Cuba y volvían a cerrarse las entradas. Está claro que el bronceado de Donald no es de tomar el sol en playas cubanas…

Como veis, parece que el bloqueo es el cuento de nunca acabar. Es la eterna partida de ping-pong entre Cuba y USA. Ya va para 60 años y los cubanos no saben hacia donde va a tirar. Ni siquiera está muy claro en el tejado de quién está actualmente la pelota.

Este intento de cambio, de pasos hacia adelante, pero no y luego sí y después tampoco, urge a que la visitemos antes de que todo de vaya al traste.

 

2. Su contexto inmovilista

 

Tanto el embargo como la dictadura comunista en la que se encuentra sumergida el país, mantienen a Cuba anclada al pasado. Parece que los calendarios se quedaron fijados en 1959, cuando triunfó la Revolución.

 

 

A Cuba no ha llegado prácticamente el mundo digital. Los relojes son analógicos y sus vidas también. Los ejemplos son infinitos. Los Chevrolet luminosos con la última mano de pintura aún reluciente. Los juguetes de los niños de latón y madera. La escasez de material de usar-y-tirar, junto a la reutilización más sorprendente. Los ventiladores de aspas incansables. La ropa de algodón y los sombreros de paja. Las jukebox en los locales con mesas de madera maciza. Sus casas señoriales decrépitas pero imponentes, de las que parece que saldrá de un momento a otro un colono para dirigirse a su ingenio.

 

 

3. Su ritmo de vida

 

El dicho “a ritmo caribeño” está claro que viene de Cuba. Aquí se vive lento, se cocina lento y quizás, se sueñe lento y pequeño también.

 

 

Si durante tus viajes buscas desconexión, Cuba es tu país. En este mundo en el que imperan las redes sociales, la conexión 24/7 y la imposibilidad de estar ilocalizable, Cuba ofrece un remanso de paz.

Recientemente se han iniciado a instalar conexiones wifi en algunas plazas de ciudades importantes. Hasta ahora, los cubanos descubrían lo que pasaba más allá de sus fronteras gracias al “paquete”, un USB que los estudiantes de informática rellenaban cada mes de forma clandestina y corría de mano en mano por 1 $.

 

 

4. Su autenticidad

 

En el siglo de la globalización, este punto es innegable y lo seguirá siendo mientras el bloqueo estadounidense se lo permita. Los pros y los contras de cada situación, ya sabéis.

 

 

Los mojitos son de Havana Club, allá donde vayas. Olvídate, no existe la Coca-Cola, en Cuba se beben TuKola, Naranja y Piñita, de Ciego Montero. No existe Starbucks, obviamente (queda algún país así aún? Si, Cuba!) y los helados se toman en Coppelia.

 

5. Su historia

 

Para conocer la historia de Cuba podríamos remontarnos al 8000 a.C, pero no queremos que dejéis de leer el post aquí, así que lo resumiremos de la mejor forma posible:

Guanahatabeyes, siboneyes y taínos:

Fueron las tres primeras civilizaciones de Cuba. Fueron los taínos a los que encontró Colón a su llegada. Según él eran apacibles y sin maldad, un argumento un poco flojo para acabar cargándoselos a todos.

Llegada de Colón y Diego Velázquez de Cuéllar:

Tras la conquista de Cuba se utilizó a los nativos esclavizados para vaciar las reservas de oro y minerales. Para cuando se pidió un trato más humano para los nativos, los que no habían muerto ya, murieron a causa de las enfermedades europeas. Es lo que tiene ser apacible y sin maldad.

Guerras de independencia:

España gobernó la isla con puño de hierro y esclavos africanos, que ayudaron a la repoblación de la isla , hasta las guerras de la independencia que empezaron a finales de 1800. Durante este periodo nace la figura del revolucionario cubano gracias a José Martí, héroe nacional de Cuba.

Tras años de guerra y rebelión de los Mambises , en 1898 Estados Unidos envía el acorazado Maine, para proteger a los estadounidenses de la isla, pero éste explotó “inesperadamente”, por lo que deciden entrar en la guerra y hacerse con la isla, consiguiéndolo.

A pesar de la independencia de Cuba en 1902, durante esos años U.S.A utilizó la isla como base naval y militar, incluido Guantánamo, lo que para muchos cubanos supuso sentirse de nuevo oprimidos.

En 1940 Cuba tiene sus primeras elecciones libres, y sube al poder Fulgencio Batista. Dimite 4 años más tarde y vuelve con un golpe de estado en 1952 tras haber hecho un pacto con la mafia estadounidense. En este momento Cuba se convierte en el parque de atracciones de los estadounidenses: juego, alcohol y libertinaje.

 

 

La revolución:

Mientras los americanos se divertían, un grupo de insurgentes cubanos iniciaba su propia (y definitiva) Revolución, liderados por Fidel Castro, Che Guevara y Camilo Cienfuegos. El triunfo de la Revolución llega en la Nochevieja de 1958. El 1 de enero de 1959 Fidel Castro pronuncia su discurso de victoria. Lo acaba en 1960.

Desde este momento inicia el periodo actual: enemistad eterna con Estados Unidos, pactos con países comunistas y un intento de comunismo que los ha llevado a la pobreza y racionamiento, con su época más crítica durante el Periodo Especial (década de los 90).

Este mix de sucesos (resumidos a grandes rasgos y retratando a Cuba con brocha gorda) son los que hacen que el país sea hoy lo que es.

 

6. Su gente

 

 

Obviando pequeñas excepciones, en Cuba la gente se ayuda, se sonríe y se habla sin pedir nada a cambio. Aprovéchalo, la mayoría de cubanos tienen un sinfín de historias impresionantes que contar, que empiezan a ser verdad generalmente a partir del tercer mojito: su participación como cocinero en la guerra de Angola, la emigración de sus abuelos desde Galicia buscando un mundo mejor, su campeonato mundial como boxeador antes de caer en el alcoholismo, su lucha por conseguir la nacionalidad española gracias a las cartas de su abuela, los mitos y leyendas de la religión Orisha, el contrabando de medicamentos en el callejón trasero, cómo pescar langosta, las artimañas para poder comer ternera durante los días de celebración…

 

 

Hazte con un buen mojito (o dos), una mecedora en un porche de Viñales y escucha paciente disfrutando de su gente y sus historias, siempre que la CDR (la policía del pensamiento) os lo permita.

Pablo aún llora cuando se acuerda del boxeador y como la Operación Carlota, en la guerra de Angola, truncó su carrera.

 

7. Sus paisajes

 

 

En esa pequeña isla se juntan maravillas de la geografía, difíciles de imaginar juntas. Cayos, playas bañadas por el Atlántico o por el Caribe, mogotes, cenotes, cordilleras como Sierra Maestra con Pico turquino y sus casi 2000 metros sobre el nivel del mar, cuevas, plantaciones de tabaco…

 

 

En nuestro caso, los mogotes de Viñales cubiertos de verde intenso, aún nos tienen maravillados 3 años después. No habréis visto nunca nada así.

 

8. Su música

 

 

O mejor, su música en directo, con las maracas imprescindibles. Quizás suene a tópico, pero el Chan Chan de Compay suena a todas horas en las calles de la Habana. Viajad a Cuba antes de que la inunde el techno y el reggaeton. Echaos un baile en nuestro honor, mientras bebéis canchánchara en Trinidad.

 

9. Su situación económica:

 

A día de hoy sus principales pilares económicos son el turismo y la exportación de azúcar, pero esta última no les está funcionando lo bien que el régimen quisiera. Los salarios cubanos son MUY BAJOS y las condiciones laborales precarias. Está en tu mano participar de forma sostenible y responsable en la inyección de capital de este país en momentos difíciles.

 

 

10. Su gastronomía:

 

En este punto más de un viajero pensará que nos hemos vuelto locos. Principalmente tienes tres platos: arroz con frijoles y pollo, pollo con frijoles y arroz y frijoles con arroz y pollo. Pero eso sólo si no rascas la superficie. A pesar de la escasez, y siempre que haya entrado la partida de alimentos completa, los cubanos siempre se las ingenian para que se te haga la boca agua con un buen plato de ropa vieja, tostones, cochinillo asado o gambas al ajillo. Podéis llevaros mas de una sorpresa con los paladares y restaurantes cubanos.

 

 

Si estos no te parecen motivos suficientes para visitar Cuba es que no tienes corazón no hemos sido capaz de transmitirte todo lo que Cuba ha significado para nosotros. Es uno de los sitos a los que, sin duda, volveríamos cada día de nuestras vidas.

 

Para acabar queremos darles las gracias a Israel y sus amigos, que nos ayudaron a conocer las dos Cubas, a Fidel, que nos emocionó con sus historias y sus limonadas y a Maite y Papito, por contarnos su vida, darnos mojitos y cocinarnos langosta.


14 pensamientos sobre “10 razones para viajar a Cuba ¡YA!”

  • Ai, quins records llegint el vostre post… Jo hi vaig anar al març de 2015 (crec que uns mesos abans que vosaltres), quan encara no havia arribat el wifii vaig estar 15 dies sense connexió amb món (no facebook, no whatsapp…), només les trucades ocasionals des d’un locutori per saber que tothom estava bé! La desconnexió perfecta! Va ser genial!
    Amb el tema del menjar, teniu raó, habitualment era bastant repetitiu en els llocs més turístics… però si aconseguies trobar un lloc més autòcton, podies menjar peix fresc boníssim! El que sí que va ser un fracàs en les dos ocasions que ho vam intentar, va ser menjar pasta… a Cuba pel que sembla la fan molt cuita (passada per nosaltres).

    Jo a Cuba també hi tornaria!

    • Si! Hi vam anar per la mateixa època, recordem que vam agafar els teus consells 🙂 Nosaltres també vam estar 15 dies sense connexió, hi havia wifi als hotels grans, però vam intentar connectar-nos un dia i va ser impossible! Va ser meravellós, fins i tot vaig perdre el mòvil i el vaig recuperar dies després fent un parell de trucades! Quins records, la veritat es que tornariem sense pensar-nos-ho!!

  • ¡Hola chicos! Volvimos de Cuba con una opinión formada, y nos gusta comprobar que coincidimos en varias cosas. Nos gusta leer relatos de otros viajeros sobre destinos que ya conocemos, o que des-conocemos de alguna manera. Nos habéis descubierto algunas cosas. También tenemos la urgencia que comentáis por volver a Cuba, aunque no sé el motivo, tengo muy en mente estas 10 razones para viajar a Cuba ya 🙂 La cuestión del wifi, es de las cosas que más nos sorprendió. En fin, ¡viva Cuba!

  • Hace poco mas de dos meses que volvimos de Cuba y coincidimos con sus motivos. Realmente fue un viaje que nos marcó para siempre, porque si Cuba no te moviliza, no te moviliza nada! Realmente pone en jaque muchas de las estructuras que uno da por hechas y “naturales”. Una enorme experiencia. Y agrego que este proximo 2 de enero de 2019 son los 60 años de la revolución cubana, poder estar allí en esa celebración será toda una experiencia!

  • No me deis más razones que me vais a hacer comprarme un billete a Cuba y ahora no tengo el dinero jaja ^^. Excelente recopilación. Para mí la música es uno de sus principales atractivos. Escucho desde hace mucho tiempo al grupo Orishas y desde entonces tengo unas ganas enormes de visitar el país. ¡No tardaré! 🙂

  • Nos has dado 10 razones maravillosas para visitar Cuba, de otro amigos viajeros he escuchado que su viaje a Cuba ha sido el viaje de su vida. Retornar al pasado, mantenerse en la historia y tener intactas algunas costumbres es algo muy valioso y que en pocos lugares podemos encontrar. Gracias por esta información, espero ir Pronto a la hermosa Cuba. ¿Tienes un presupuesto estimado de este viaje?

    • Gracias! Pues no lo tenemos descrito, pero calcula entre 15-25€ por noche y habitación y mínimo 10€ por comida. Los trayectos eran carillos también, elrededor de 30-50€ en taxi compartido entre 4, un poco más barato si vas en vía azul… es un viaje carete sin grandes lujos.

  • Habéis dado unas excelentes razones para visitar Cuba. Yo creo que me quedo con la autenticidad, al fin y al cabo es algo muy dificil de encontrar hoy en día en este mundo tan globalizado en el que vivimos. Y como bien decís, es ahora el momento de ir antes de que cambie, aunque pòr desgracia parece que hay Trump para rato…
    ¿cómo de cara es la vida de viaje?
    Un saludo!

    • Su autenticidad es lo más, al menos para el viajero (creo que ellos esperan alguna cosa de fuera…)
      La vida de visje es bastante cara ya que están muy diferenciadas las cosas para el turista y para el local y son carísimas…

  • Me encantan estos reportajes donde de forma esquemática y ampliamente descriptiva nos enamoramos de nuevos destinos cargados de fuerza e interés. Acabáis de terminar de convencerme para volver a Cuba. Estuve hace 10 años y me enamoré de su política, de su cultura, de su color, fuerza, música, ritmo, arquitectura, sonrisas, gastronomía y paisajes. Me ha encantado que ilustréis cada razón con una foto. Genial post!

  • Creo que para visitar Cuba no hacen falta razones… Ella por sí misma es la gran razón, pero ahora con estas 10 razones para visitarla… Nadie podrá debatir el destino Jaja

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable Flashpackers por el mundo
Finalidad Envío de informacion sobre el blog y relacionada a través de email
Destinatarios Todos los datos serán almacenados en el hosting SERED, de XTUDIO NETWORKS S.L, y usaremos Mailchimp para el envío de correos
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://www.flashpackersporelmundo.com/politica-de-privacidad/