LA MOCHILA PERFECTA

 

 

 

Cómo preparar la mochila perfecta

 

 

La situación parece dramática. Mil cosas repartidas por la cama. Un montón con pantalones al lado de otro montón de camisas y camisetas. Todos los calcetines que te puedas imaginar. Un revuelo de calzoncillos y bragas. Para cualquier maniático del orden (o persona normal) este panorama no es nada bueno. Pero para todos nosotros (los adictos a viajar) es señal inequívoca de que….¡NOS VAMOS DE VIAJE! Todo ese desastre no es más que el preámbulo de preparar la mochila perfecta.

En este post queremos comentaros los trucos que nosotros utilizamos para hacer la mochila perfecta de forma práctica y efectiva, sin dejarnos nada, pero tampoco viajando cargados como mulas.

¡Allá vamos!

 

 

Qué llevar en la mochila perfecta

 

 

Ropa:

Viaja ligero. Olvídate de los “por si acasos”. Antes de partir a tu destino puedes ser consciente de la climatología a la que te vas a enfrentar, así que adáptate a ello.

No podemos dar un listado de ropa que llevar para cada climatología o tipo de viaje, así que os daremos algunos consejos generales:

Los pantalones vaqueros se lavan siempre y cuando sean capaces de mantenerse de pie por si solos. Son tejidos para aguantar mucho trote y que se pueden reutilizar unas cuantas veces antes de pasar por la lavadora. No hace falta que nos persigan los gatos por la calle, pero tampoco nos pongamos muy sibaritas.

La ropa técnica para los viajes tropicales o a climas muy cálidos es la mejor opción: ligera, cómoda, fácil de lavar, y de secado súper rápido.

Un fular o pareo es una prenda muy versátil. Puede servir de falda, cubrir los hombros cuando se necesite, proteger del frío y del sol… es la navaja suiza de las prendas de ropa.

Calzado:

Se podría hacer un post entero al respecto, pero desde que hemos descubierto los zapatos de surf para nosotros son una apuesta segura en cualquier viaje a destinos tropicales con altas probabilidades de lluvia: son ligeros, transpirables, cerrados y se secan súper rápido. No son aptos para trekking, pero como ocupan súper poco, las puedes meter en cualquier hueco de tu mochila perfecta.

 

 

 

 

Divide y vencerás:

Solo 3 palabras: organizadores de mochilas. Así es. Es mucho mas fácil gestionar tu mochila si todo va en su sitio. Nosotros llevamos 3 bolsas organizadoras, una para pantalones y bañadores, otra para camisetas, camisas, sudaderas y jerséis  y una última bolsa para calcetines y ropa interior. Esto te permitirá acceder de forma mucho más rápida y fácil a la ropa de cada día sin necesidad de deshacer toda la mochila.

Accesorios:

¿Creíais que la mochila perfecta ya estaba lista porque toda la ropa estaba dentro? Pues nada más lejos de la realidad, no hemos hecho nada más que empezar. Existe una lista de un millón (o casi) de accesorios que pueden facilitarte la vida (o salvártela) en un viaje.

Toallas de microfibra:

Un flashpacker de verdad visita todo tipo de alojamientos, desde hoteles de 5 estrellas hasta agujeros del inframundo y, como todos sabéis, en el inframundo no suele haber toallas. Ocupan poco y secan rápido (ellas se secan rápido, pero a ti… lento).

 

 

 

 

Sacos de dormir de seda:

No nos servirá si nos vamos a climas muy fríos, pero es ideal para trayectos de tren o bus nocturno. Aumentan la temperatura hasta 5 grados, aíslan del exterior, incluso si eres un poquito hábil, te sirven de cambiador de ropa en esos trayectos eternos en transporte público.

Un chubasquero plegable:

Puede salvarte en más de una ocasión, y no solo de la lluvia. Puede servir de cortavientos, protegerte del sol, como prenda de abrigo e incluso protegerte de los mosquitos. Plegado cabe en una mano, así que no hay excusa para no meterlo en tu mochila perfecta.

Funda impermeable para la mochila:

Muchas ya la traen de serie, pero si no es vuestro caso, no os preocupéis, podéis conseguirlas muy baratas, y que ocupen muy poco espacio. En función del destino, es un accesorio fundamental… a nadie le gusta tener que usar ropa empapada.

 

 

 

 

Navaja multiusos:

Tanto si te vas a la selva, como para un viaje por Europa, siempre que factures (muy importante) una navaja multiusos es una herramienta muy útil, ya sea para cortar un mango en Cuba, o un cacho de queso en un parque de París. No solo os servirá para comer, nunca sabéis cuando tendréis que afilar un palo, o desmontar un reactor nuclear.

Linterna:

En algunos países subdesarrollados la instalación eléctrica funciona como la burocracia española: lenta y mal. Los cortes de luz son frecuentes, y la iluminación nocturna “brilla” por su ausencia. Preferiblemente llevadla autorrecargable: no dependeréis de pilas y no se sulfatan por falta de uso.

Algún otro accesorio no es imprescindible, pero puede ser muy práctico en función del tipo de viaje, como por ejemplo las mantas térmicas o las lavadoras portátiles.

Botiquín:

Es una de las cosas a las que menos importancia se le da, pero la única que nos puede literalmente salvar la vida. El botiquín tiene que ser completo, con sentido y con conocimiento: tenemos que saber qué es lo que llevamos, porqué lo llevamos y cuándo y cómo usarlo, pero no os preocupéis, para eso nos tenéis a nosotros.

Neceser:

En este caso, menos es más. La mayoría de las cosas las podemos conseguir en destino. En cuanto a jabones, procuremos usar siempre ecológicos y biodegradables.

 

 

 

 

Documentos:

Aquí si que la organización es la clave. El no gestionar bien los documentos puede implicar tener que prolongar nuestra estancia de forma involuntaria (menudo problema…), o incluso peor, no poder llegar a destino. Lo ideal es llevar copia de todos ellos, tanto en formato digital, como físico (fotos con el móvil y fotocopias). DNI, pasaporte, visado (si es necesario), billetes de avión, seguro médico y alguna foto tamaño carnet, nunca sabes cuándo te va a hacer falta.

Mochila auxiliar:

Inception. Una mochila dentro de una mochila perfecta. Nosotros, facturemos o no, siempre llevamos un par de mochilas auxiliares pequeñas, para los gadgets, botella de agua rellenable y todo lo que necesitamos para el día a día. No es práctico ir cargando con la mochila grande en todas las rutas. En caso de facturar, llevamos siempre en la mochila auxiliar la documentación y todo lo necesario para hacer amenos los vuelos eternos y las esperas en los aeropuertos.

 

 

 

 

Aquí tenéis todos nuestros consejos para preparar la mochila perfecta. Siguiéndolos podréis estar seguros de que o os faltará de nada en vuestro viaje, así que ya solo queda subirse a ese avión, tren, bus, coche o burro, y disfrutarlo.

 

 

Y vosotros, ¿lleváis algo más en vuestra mochila perfecta? ¡Dejádnoslo en los comentarios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 


14 pensamientos sobre “LA MOCHILA PERFECTA”

  • Muy buen post chicos!!
    Nunca había oído hablar de los zapatos de surf!! Ahora le pregunto al señor google. Y lo de los sacos de dormir de seda fue el gran descubrimiento para mi. Los usé por primera vez en mi viaje por el Sur de Africa y es increíble como ayuda a mantener la temperatura !! Yo pensaba esto tan finito no hará nada pero oye, sorprendidísima me quedé!!
    Un besote bonitos ?

  • Muy buen post chicos!!
    Nunca había oído hablar de los zapatos de surf!! Ahora le pregunto al señor google. Y lo de los sacos de dormir de seda fue el gran descubrimiento para mi. Los usé por primera vez en mi viaje por el Sur de Africa y es increíble como ayuda a mantener la temperatura !! Yo pensaba esto tan finito no hará nada pero oye, sorprendidísima me quedé!!
    Un besote bonitos ?

  • Genial entrada! En serio os pateais la ciudad en escarpines de surf? Espero que sólo sea en playas! Os habéis dejado de meter una buena guía! Y depende del viaje un poco de hilo aguja y pinzas para tender siempre van bien. Un abrazo!

    • Jajajajaja, ya hemos hablado en privado el tema de los escarpines, ¡así que no lo vamos a repetir por aquí! Tienes toda la razón, nos hemos olvidado la guía, y la verdad que siempre viaja con nosotros, así que te damos la razón. Lo de hilo y aguja….nuca lo llevamos, pero echando la vista atrás si que es cierto que nos hubiesen venido bastante bien en más de una ocasión…¡muchas gracias por comentar!

  • ¡Hola chicos! La verdad es que coincidimos en bastantes cosas, aunque nunca se nos había ocurrido usar bolsas organizadoras…pensábamos que ocupaba espacio útil, pero precisamente sirve para lo que nos quejamos siempre… sacar todo para alcanzar una braguita, pues con los organizadores ciao problema! Para mi próximo viaje no me olvido de la foto de carnet, si lo decís vosotros, puede hacernos falta en alguna ocasión. Yo nunca me olvido de la crema de sol para (al menos) la cara, ya que a veces, incluso en invierno la puedo necesitar…, y te puede hacer de crema para x parte del cuerpo . Gracias 🙂

    • ¡Pues si, los organizadores son el futuro! jajaja. Empecé haciendolo yo (Pablo), y Patri se burlaba de mi. Recuerdo el día en el que en un hostel de Camboya me dijo: “igual tu método no va a ser tan malo…”. Música para mis oídos. Era claramente un “Tenías razón”, jajaja. Lo de las fotos de carnet nunca sabes cuando las puedes necesitar, para un visado en la frontera, solicitar documentos en la embajada…¡o regalársela a alguien y que se acuerde de ti! Sobre la crema de sol…otro básico…¡pero el botiquín se merece otro post entero! Ya nos contaréis que tal los organizadores 😉

  • Me encanta el post!! Son trucos geniales para preparar la mochila perfecta. Yo más o menos la hago como vosotros, aunque me habéis dado un par de ideas que os copiaré, como lo de llevar organizadores para dividir las cosas. Yo a parte de una mochila auxiliar (o depende del viaje en lugar de) llevo una bolsa de tela, que uso como bolso y para ir al súper (que lo hacemos tanto para ahorrar como por placer jeje). Y una última cosa, que me habéis recordado una duda que tenía, ¿Cuando viajais de mochileros facturais la mochila? Yo normalmente la llevo como equipaje de mano pero para vuelos largos me estaba planteando si facturarla mejor…
    Nada más, Un beso ?

    • Para nosotros los organizadores han sido un punto de inflexión…es súper comodo, no tienes que deshacer la mochila cada vez que quieres coger algo, y si pasas más de una noche en un alojamiento mantienes perfectamente ordenado todo, lo cual se agradece. Con respecto a lo de facturar, depende de la duración del viaje, escalas, destino…es decir, si nos vamos casi un mes, que suele ser el viaje largo del año, si facturamos, ya no solo por tamaño y peso, sino por comodidad. En los viajes mas cortos, 10 o 15 días si que la llevamos como equipaje de mano, pero en esos casos nos cuesta más hacer la mochila, porque al final todos los gadgets y tecnología ocupa mogollón… En resumeN ¡MOCHILA FOREVER!

  • ajá! me has abierto una nueva posibilidad con los zapatos de surf! voy a estudiar ese temilla.
    Nosotros usamos también bolsas para separar la bolsa, e imaginate que tenemos un elemento más imposible d edejar de tener en cuenta. En nuestras dos mochilas van repartidas las prendas de nuestra hija. Así que la lista de los “por si acaso” ha dejado de estar en ellas. Vamos con lo necesario y punto. Te decia que usamos bolsas, desde hace unos viajes incorporamos las bolsas tipo ziploc y la ropa la enrollamos, eso nos brinda la ventaja de estar todo bien compacto (sacas todo el aire de la bolsa antes de hacer el ultimo cierre y queda perfecto).
    De nuevo, gracias por el dato de los zapatos de surf! me encantó la idea!
    Saludos!
    Yamila

    • Para nosotros fue EL descubrimiento! Ocupan poquísimo y se secan en un par de horas, maravillosos para zonas de monzón! Son casi como unas bailarinas pero con tela finita de agujeritos, las venden en Decathlon y son TOP! De verdad 🙂

  • La verdad es que como mochilero experimente me puedo considerar un excelente preparador de mochilas, aunque aquí cada uno venimos de una escuela diferente, jaja. Una de mis máximas es viajar según la regla del 7+1, que es básicamente llevar ropa para 7 días más la puesta, y hacer la colada cada semana. CUando viajo con grupos, “animo” a todos a hacer lo mismo, así todos tenemos problemas de ropa el mismo día y tenemos que buscar una solución. Eso sí, cuando tengo que hacer una maleta para un fin de semana me vuelvo loco jajaja. ¡Un abrazo!

    • A nosotros también nos cuesta cada vez menos hacer la mochila perfecta, además somos de los que pensamos que se tarda tanto en hacer la mochila como tiempo tengas (si tienes una hora, en 1h está hecha, pero como tengas dos días… jaja) Respecto a la ropa, nosotros no tenemos días concretos pero también recortamos bastante y hacemos la colada (con pastilla de jabón, claro, que ocupa poco!!)

  • Hacer la maleta me gusta porque significa que te vas de viaje, pero es lo que más odio especialmente en época de invierno porque hay que ir con capas y en la maleta ocupa mucho.
    Nosotros lo que también hacemos es repartir la ropa de cada uno por si nos pierden una mochila al facturarla. Nos ha encantado y me apunto lo de la navaja 🙂
    Por cierto, lo del botiquín me interesa porque soy una pupas…

    • Hay algunos posts que hablan sobre el botiquín, como el de los preparativos a Camboya, pero también tienen uno que habla sobre la salud en general en el apartado “Salud”. Aun así, pronto habrá post “Botiquín” propiamente dicho.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable Flashpackers por el mundo
Finalidad Envío de informacion sobre el blog y relacionada a través de email
Destinatarios Todos los datos serán almacenados en el hosting SERED, de XTUDIO NETWORKS S.L, y usaremos Mailchimp para el envío de correos
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://www.flashpackersporelmundo.com/politica-de-privacidad/