RUTA POR RUMANÍA EN COCHE :10 DÍAS

 

 

 

Esta Semana Santa, después de muchas vueltas, nos liamos la manta a la cabeza y decidimos hacer una ruta de 10 días por Rumanía en coche. Si no estáis decididos, todas nuestras sensaciones y consejos las podéis ver aquí.

En este post os explicaremos cuales han sido nuestros destinos en esta ruta por Rumanía de 10 días, cuales son las cosas que merecen más la pena, y toda la información necesaria para que podáis disfrutar de una ruta por Rumanía en coche de 10 días de la mejor manera posible.

 

¡Allá vamos!

 

 

Vuelos a Rumania

 

En Rumanía hay ni más ni menos que 17 aeropuertos distintos. Pero los principales son los de Bucarest, Cluj Napoca y Timisoara. Dependiendo de cual sea vuestra ruta por Rumanía, puedes elegir a cual volar. Para recorrer Transilvania y Maramures, recomendamos el aeropuerto de Cluj Napoca, para poder empezar la ruta por Rumanía en coche directamente en Transilvania.

En cuanto a los precios de los vuelos salen más o menos igual a Bucarest que a Cluj Napoca, aunque hemos visto fechas que las diferencias de precios pueden llegar a ser de casi 100 euros.

En los vuelos sin escalas los precios oscilan entre 150 o 300 por persona ida y vuelta, en función de la antelación o de si es temporada alta o baja. La compañía más frecuente es Wizz Air, que se caracteriza por tener una de las políticas más restrictivas con respecto a los equipajes. Nosotros recomendamos pagar los 6 euros que te permiten llevar equipaje de mano más un bolso auxiliar, ya que con el billete normal solo dejan pasar un bulto. La duración del vuelo desde Barcelona a Cluj Napoca es de aproximadamente 3 horas y media.

 

Rumania en coche

 

Rumanía es un país perfecto para moverse en coche (salvo por algunos baches y el estilo de conducción rumano). El alquiler de coches es una broma. Pero broma de las de buen gusto. Para nosotros ha sido de lo mas sorprendente. Alquilar un coche de gama media puede costar menos de 4 euros al día, más el seguro a todo riesgo.

En total el alquiler durante los 10 días, con seguro a todo riesgo nos costó menos de 160 euros. Nosotros lo hicimos a través de Rentalcars, pero no es mala opción contactar con la compañía directamente. Nosotros lo hicimos con Klass Wagen. Nos recogieron a las 03:30 am en el aeropuerto y nos dejaron en el punto de recogida. Todo muy rápido y fácil.

 

 

Ruta por Rumanía en coche: 10 días

 

Dia 0: llegada a Cluj-Napoca a las 2am.

 

Recogida del coche de alquiler y noche en un hotel cercano al aeropuerto (de los pocos que encontramos con recepción 24h) para estar listos para iniciar nuestra aventura al día siguiente.

 

Dia 1: Cluj – Minas de Sal de Turda – Alba Iulia

  • Minas de Sal de Turda: se encuentran a las afueras de Turda, a medio camino entre Cluj-Napoca y Alba Iulia. Este pequeño desvío merece mucha la pena. Se trata de una mina de sal de 13 millones de años con diferentes salas excavadas en la profundidad. Lo han clasificado como el lugar subterraneo más bello del mundo y la verdad, la sensación de inmensidad es bastante sobrecogedora, aunque Pablo pasó vertigazo.

 

 

 

  • Alba Iulia: su ciudadela del siglo XVIII es una de las más grandes y mejor conservadas del país. Tenemos dudas sobre si merece la pena visitarla: tiene dos iglesias (Catedral de San Miguel, Catedral de la Reunificación), que se encontraban cerradas a nuestra visita. Dentro también se encuentra la Universidad, el Palacio Episcopal y biblioteca Batthyaneum. Si tenéis poco tiempo para recorrer el país, nosotros no la consideramos imprescindible.

 

Día 2: Alba Iulia – Sibiu

  • Sibiu: llegamos por la mañana a una de las ciudades más bonitas de nuestro viaje. La pequeña Sibiu con sus casas señoriales de colores y sus ventanucos con forma de ojitos. Ha nevado recientemente y eso le da un toque muy especial. Su casco antiguo forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Se visita la Plaza grande (Piata Mare) y la pequeña (Piata Mica) con la torre del consejo con las mejores vistas de la ciudad, la Catedral Evangelista y la calle comercial: St Nicolae Balcesu, para acabar rodeando las murallas con sus bastiones.

 

 

 

Día 3: Sibiu – Transfagarasan: Balea Lac y Balea Cascade – Brasov

Desayunamos en Sibiu y compramos Gogosi para llevar, nos espera un trayecto en coche inolvidable. Nos dirigimos hacia la parte norte de la carretera Transfagarasan. Sabemos que durante el invierno está cortada al tránsito pero queremos saber hasta dónde podemos llegar, así somos nosotros. Llegamos hasta el Telecabina de la Cascada Balea. Desde allí, en un teleférico rojo y vertigoso de casi 4km se llega a lo alto. Pasamos por encima de la carretera Transfagarasan y lo que creemos que es su imagen más típica: sus serpenteantes curvas ahora son montañas de nieve que lo cubren todo. Llegamos al Balea Lac: en invierno es una explanada inmensa de nieve donde se pueden hacer el cabra con motos de nieve. También hay un hotel, una iglesia y un bar hechos de hielo: ¡increíbles y muy divertidos!

 

 

 

Desandamos la porción norte de la carretera Transfagarasan con pena y euforia ¡menudo día! para dirigirnos hacia Brasov para pasar la noche.

 

Día 4: Brasov – Sinaia: Monasterio

 

 

  • Brasov: otra de las pequeñas y preciosas ciudades de Rumanía, cuya plaza central, la Piata Sfatului, es encantadora. En lo alto del monte Tampa, un cartel con el nombre de Brasov al más puro estilo Hollywood no dejará que se os olvide dónde estáis en ningún momento. Se puede llegar hasta la cima, también en telecabina (debería hacer un bono telecabina…habrá más, creednos) y visitar el cartel con vistas panorámicas de la ciudad.

Nos dirigimos a Sinaia por carreteras de puertos de montañas y ciudades con resorts de ski. Por el camino paramos en el castillo de Cantacuzino en Busteni. Llegamos a Sinaia y aprovechamos para una primera inspección.

 

 

  • Monasterio de Sinaia: es el que le da nombre a la ciudad. Fue el primer asentamiento en esa zona, levantado por un grupo de monjes de distintas nacionalidades. A última hora de la tarde no pagamos entrada… somos flashpackers y tacaños.
  • Castillo de Peles: si lo visitas a última hora tras el cierre o los lunes, puede verse por fuera, sin gente, para aprovechar dando un buen paseo entre la nieve en busca de osos. Las vistas de la zona y de la Vila Economat bien merecen unas horas.

Aquí también hay un telecabina que sube a los montes Bucegi, pero éste no lo cogimos (¡fue nuestra rebelión contra la ausencia del bono telecabina! Así aprenderán…)

 

Dia 5: Sinaia: Castillo de Peles, Castillo de Pelisor – Bran: castillo de Bran – Rasnov: ciudadela – Brasov

  • Castillo de Peles: majestuoso, impresionante y caro (en comparación con el resto de Rumanía) A pesar del precio, merece muchísimo la visita del interior para ver como se las gastaba Carlos I. Es, probablemente, una de las mejores visitas de nuestro viaje.
  • Castillo de Pelisor: cercano al anterior, pero más pequeño. Se trata de la residencia de verano de los príncipes herederos. Nosotros no entramos, ya que queríamos seguir ruta.

 

 

 

 

  • Castillo de Bran: conocido como el castillo de Drácula. Stoker situó ahí a su conde, inspirado en Vlad Tepes, el empalador (a nosotros nos gustaba llamarle “el empalagador”…pero eso son cosas nuestras); pero resulta que éste nunca vivió ahí. Y Stoker nunca estuvo en Rumanía… La visita es rápida y amena, aunque atestada de gente. El interior del castillo te hace viajar en el tiempo, tiene una alfombra de piel de oso y su emplazamiento en lo alto de una roca es bastante impresionante.
  • Ciudadela de Rasnov: Rasnov se encuentra a 10km del pueblo de Bran. Es un pueblito agradable sin nada que hacer. Tiene un campamento gitano enorme. En lo alto de la montaña, también junto al cartel que anuncia su nombre, se encuentra la ciudadela semiderruida. Se puede llegar en funicular desde la plaza del pueblo o en coche, llegando al aparcamiento de su zona trasera. Es una visita agradable, con unas vistas bonitas de los montes que lo rodean y se puede trepar hasta lo más alto de la ciudadela como si fueses una cabra.

Dormimos en Brasov; se encuentra cerca, los alojamientos son baratos y… bueno, hay alojamientos, eso siempre está bien.

 

Dia 6: inicio de la ruta por las iglesias fortificadas: Harman, Prejmer, Viscri – Siguisoara

Las iglesias fortificadas son una de las cosas que más nos sorprendieron de Rumanía. Se encuentran en la zona sajona, donde los alemanes se aposentaron durante la edad media. Ante la amenaza otomana, decidieron proteger sus bienes más preciados: las iglesias. a día de hoy aún se conservan las iglesias con sus gruesos muros y torres de protección y vigilancia. A muchas de ellas se puede subir si no tienes un vértigo horrible.

  • Iglesia fortificada de Harman: la más cercana a Brasov, más peuqña y peor conservada que las demás y aun así maravillosa y atractiva. Se sube hasta la torre de la campana por unas escaleritas de madera enclenques.
  • Iglesia fortificada de Prejmer: pequeña pero infranqueable. Su interior está discretamente reformado (no creemos que los extintores sean del siglo XIII) y el jardín es precioso. Se pueden visitar algunos de los pasillo y perderse por el interior de las habitaciones y murallas.

 

 

 

 

  • Iglesia fortificada de Viscri: Viscri es un pueblito de colores con calles sin asfaltar, al que se llega por un caminito de tierra, baches y ovejas. Allí conviven rumanos, vacas, cabras y pavos, todos en harmonía. Su ciudadela se encuentra en lo alto de una montañita amurallada. Es quizás de las más conocidas y sus torres se pueden escalar para ver los alrededores, pero quizás no sea la más bonita.
  • Siguisoara: llegada a una de las ciudades con más vida durante nuestro viaje. En la Piata Hermann Oberth hay varios locales para cenar y tomar algo, incluso con terraza. Primeras vistas de su torre e iglesias.

 

Dia 7: Siguisoara – final de la ruta sajona: Biertan, Alma Vii, Medias – Baia Mare

 

 

  • Sighisoara: de nuevo, como en la mayoría de ciudades, se visita la torre del reloj y se aprovecha para ver las vistas de la ciudad y sus tejaditos. Se “rodean” las murallas de la ciudadela por dentro para ver sus torres; en una de ellas encontramos a Ioan, un curtidor que nos habló de su familia y le hizo un cinturón a Pablo a medida. Por las escaleras de los sabios, cubiertas, oscuras y antiguas, se llega hasta la Iglesia de la colina en un paseito matutino agradable.
  • Biertan: la llegada es bastante fácil, por carretera secundaria bastante decente. Biertan es un pueblecito sajón, de casas de colores pastel, agradable, con su iglesia fortificada imponente y grande. Hay un par de pequeñas tiendas locales para comprar víveres y sobrevivir el resto del día. Compramos pan, queso, salami y torta con smetana y pasamos un día increíble.

 

 

 

  • Alma Vii: este pueblecito nos recuerda hasta cierto punto a Viscri, rural, pequeño y silencioso, parece que la vida se detuvo hace años. Su ciudadela se alza en una montañita a la que se llega por un camino de tierra. En temporada baja, te la abren si tienes interés. Pueden visitarse todas sus torres.
  • Medias: completamente diferente al resto, es una ciudad grande con la iglesia en el centro antiguo. Es la más grande y más antigua de las iglesias fortificadas y aún se encuentra en uso. En el interior hay un colegio sajón (alemán), que nos llamó bastante la atención. Parada rápida, excepto porque visitamos un mercado de frutas y compramos avituallamiento para nuestra aventura en Maramures.

Cogemos carretera y manta hasta Baia Mare, entrada a Maramures, a casi 300km. Llegamos de noche, lloviendo, cansados y tras un trayecto de puerto de montaña sin iluminación por el que Patri pasó mucho miedo. Los bares de la plaza central cierran tarde y se puede cenar fuera de las horas comunes de Rumanía.

 

Día 8: Baia Mare- Plopis, Breb, Budesti, Calinesti – Cluj Napoca

Maramures, la Rumanía de las Rumanías, la zona más rural y auténtica. Aquí sí viven anclados en el pasado. Caminos de tierra (o barro), montañas e heno con horca, casas e iglesias de madera, carros de caballos, trajes tradicionales. ¡¡Ollas y cacharros en las puertas de las casas de las mujeres casaderas!! ¿dónde se ha visto eso? En Maramures.

 

 

Como teníamos poco tiempo, hicimos una pequeña vuelta desde Baia Mare:

 

 

 

  • Plopis: pequeño pueblito con dos de las iglesias de madera más bonitas que vimos, las dos llamadas Iglesia de San Archangel, una Ortodoxa y otra Greco-romana
  • Breb: el pueblo más rural de lo rural, en la profundidad de un pequeño valle. Dicen que es el pueblo más tradicional de Rumanía.  Milimétrico, precioso y de madera y barro. Parece mentira, pero nos perdimos…
  • Budesti: un poco más grande, tiene la iglesia de arriba (Sus) y de abajo (Jos), con sus cementerios al lado llenos de flores, al menos, en pascua.
  • Calinesti: un pueblito también ínfimo, con la mejor iglesia que vimos, en lo alto de una montaña, con unas pinturas del 1600 perfectamente conservadas. Mariuca, encantadora, dedica su vida a darla a conocer, investigar sobre su historia y mantenerla viva.

 

 

Después de este pequeño tentempié por Maramures, la zona más rural de Rumanía, nos dirigimos de vuelta hacia Cluj-Napoca, pero nos quedamos con ganas de más, los diferentes valles (Valle del Mara, Iza y Viseu) así como el cementerio de Sapanta, se nos quedan sin visitar.

En Cluj, la ciudad más europea y joven de rumanía, se come y se bebe bien. Cenamos en Klausen Burger Skybar, un restaurante en las alturas de Cluj-Napoca, lleno de gente joven, cerveza artesanal y música.

 

Dia 9: Cluj Napoca

 

 

Aprovechamos la mañana para visitar el gran cementerio Húngaro (no es tan bonito como otros que hemos visto en otras ciudades europeas) y pasear por el centro, rodeando la Iglesia de San Miguel en la plaza Unirii y la plaza Muzeului, donde nos tomamos una cerveza en una terraza, disfrutando del tiempo libre durante nuestro último día. Por la tarde, desde la plaza Unirii, frente a la estatua de Matias Corvino, sale el Free Tour para conocer algunos de los secretos de Cluj, junto a estudiantes de historia de la ciudad.

Día 10: vuelta a casa

Volvemos hasta el punto de recogida del coche, en coche, tras lavarlo por tan solo 3€. Desde allí, nos llevan en furgoneta al aeropuerto.

 

 


 

Y hasta aquí. Éstos fueron los puntos que visitamos durante nuestra ruta de 10 días por Rumanía. Esperamos que os ayude a organizaros si os decidís por este viaje, tan diferente, por Europa.

Si hoy tuviésemos que volver a escoger la ruta, le dedicaríamos, sin duda, más tiempo a Maramures. Si tuviésemos que escoger lo que más nos sorprendió, diríamos que las minas de sal de Turda. Si tuviésemos que escoger una única ciudad, nos debatiríamos entre Sibiu y Sighisoara. Si nos obligáseis a escoger una única visita, escogeríamos el castillo de Peles. Y si tuviésemos que decidirnos por una única vista, ésta sería la subida al Balea Lac desde el telecabina.

 

 

 

¿Coincidís con nosotros? ¿Qué creéis? ¿Nos dejamos algún punto importante?

 

¿Estáis decidiendo vuestra ruta, tenéis dudas y queréis nuestra opinión? Preguntaos en los comentarios o pinchad aquí 😉

 

Mientras, seguid viajando con nosotros y nuestras mochilas 2.0

 

 


9 pensamientos sobre “RUTA POR RUMANÍA EN COCHE :10 DÍAS”

    • La verdad es que es una ruta chula, aunque como ya dijimos, tiene algunos contras también bastante importantes

  • Tengo muchas ganas de viajar a Rumanía y no sabría por dónde empezar, así que me viene de perlas está guía. Me han sorprendido muchas de las cosas que habéis visitado, pero probablemente las pinturas de Calinesti lo que más, vaya maravilla. Y me ha sorprendido gratamente lo del alquiler de coches que sea tan barato, ya tengo claro cuando vaya, como desplazarnos.
    Un saludo
    Carmen

  • Hola, ¿es posible que el pueblo al que os referís con “Burdesti” sea “Budesti”?
    Ambos dos existen pero en zonas muy distintas de Rumanía. En la segunda os aseguro que no hay iglesia de madera 😉

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable Flashpackers por el mundo
Finalidad Envío de informacion sobre el blog y relacionada a través de email
Destinatarios Todos los datos serán almacenados en el hosting SERED, de XTUDIO NETWORKS S.L, y usaremos Mailchimp para el envío de correos
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como
otros derechos, como se explica en la información
adicional
Información adicional Puede consultar la información adicional y detallada
sobre Protección de Datos en nuestra página web:
https://www.flashpackersporelmundo.com/politica-de-privacidad/